TELETRABAJO: CÓMO NO ROMPER SU CUERPO O SU MENTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

He trabajado desde casa durante más de 10 años. Así que me gusta pensar que he desarrollado una saludable rutina de trabajo en casa, refinada durante muchos años. Sin embargo, ocasionalmente soy culpable de olvidar todo esto, ¡especialmente cuando estoy ocupado!

Para aquellos que nunca han trabajado desde casa, o no han tenido su casa como base de trabajo a tiempo completo, esta es una experiencia completamente nueva: hay un cambio abrupto de un ambiente de oficina bullicioso y ruidoso, además de los retos añadidos de la fatiga de Zoom/Skype/GoogleMeeting, un montaje de oficina físico montado apresuradamente, y – para algunos – también malabarismos con las responsabilidades de los cuidadores.

Así que decidí compartir mis consejos para una buena práctica de trabajo en casa. Espero que ayude a su productividad, y a su salud física y mental a largo plazo, esta última más apropiada dado que esta semana en el Reino Unido es la Semana de la Concienciación de la Salud Mental.

¡También es un muy buen ayudante de memoria para mí!

TRATAR SU OFICINA EN CASA COMO SU OFICINA DE TRABAJO

Consejos importantes:-

  • No digas que sí a cada solicitud de reunión: no lo haces en la oficina, así que no es necesario hacerlo ahora
  • En una nota similar, no tienes que hacer todas tus reuniones en línea, ni comunicarte por correo electrónico. ¿Podría hacer una llamada telefónica en su lugar? En el caso de los correos electrónicos no sólo guardará al destinatario de otro mensaje en una bandeja de entrada ya desbordada, sino que puede que le agradezca esa interacción de voz directa – para algunos, puede ser la única persona o compañero con el que hablen todo el día
  • Está bien tomar un descanso, o un ocasional almuerzo prolongado, como lo harías cuando trabajas en una oficina. Llévate a una nueva habitación o a un espacio exterior si puedes; pero incluso algo tan simple como abrir la ventana, cerrar los ojos y sintonizar los sonidos y olores del mundo exterior, le dará a tu cerebro y a tus ojos un descanso.

RECONOCER QUE LA VIDA HA CAMBIADO

Consejos importantes:-

  • después de más de 2 meses de encierro, muchos de nosotros estamos experimentando ‘fatiga en línea‘ por las múltiples reuniones diarias de Zoom/Skype en línea, y los frecuentes desafíos técnicos que esto conlleva. Una buena disciplina en las reuniones es más importante que nunca para intentar evitar esa fatiga y mantener a todos entusiasmados y productivos. Por ejemplo, si usted está dirigiendo la reunión asegúrese de que haya un orden del día, y mantenga las reuniones tan cortas como sea posible; como asistente asegúrese de estar preparado y de haber traído notas de los puntos que desea plantear o discutir. Dale a todos espacio para terminar sus puntos para tener en cuenta los fallos y retrasos de Internet
  • Deje 5 minutos al principio de cada reunión para permitir a la gente charlar, como lo harían en tiempos “normales”. La gente está lidiando con el estrés de este extraño nuevo mundo de diferentes maneras, y es importante dejar espacio para que expresen sus pensamientos y experiencias con sus colegas. Los estudios han demostrado que compartir experiencias trae consuelo a todas las partes involucradas. Para algunos de sus colegas, puede que les falte confianza para iniciar esa conversación, o que no tengan otra oportunidad de hablar sobre cómo se sienten.
  • No sienta que debe atenerse a la jornada laboral habitual de 9 a 5 en la oficina si su empleador/cliente no insiste. Pero al mismo tiempo NUNCA sientas que debes estar “encendido” y localizable todo el tiempo. Crea un límite claro entre el “tiempo de trabajo” y el “tiempo sin trabajo” para que no se confundan y te agoten mentalmente. Una herramienta simple pero efectiva que uso es apagar todas las notificaciones de laptop/móvil en lo que he decidido que es mi “tiempo en casa” ese día: No las vuelvo a encender hasta que estoy de vuelta en mi escritorio/portátil al día siguiente.

HACER QUE SU NUEVO ESPACIO DE TRABAJO EN CASA SEA LO MÁS SALUDABLE POSIBLE

La creación de un espacio de trabajo saludable en el hogar ha sido difícil para muchos, debido a las dificultades para acceder a los puntos de venta o entregas de oficinas especializadas, o a la falta de apoyo de los empleadores.

Pero hay cosas que puedes hacer mientras tanto y que tanto tu cuerpo como tu mente apreciarán, y hay muchos recursos en línea sobre la buena ergonomía de las oficinas en casa para obtener más consejos e ideas.

  • Si es posible, debe crear un espacio de trabajo que tenga un asiento separado y una superficie de trabajo plana para evitar que se le estire el cuello, los ojos o el hombro, el codo y la muñeca. Si su silla es demasiado baja para el escritorio o la superficie de trabajo, use cojines o cojines de refuerzo. Si la silla es demasiado alta para que pongas los pies en el suelo, bastarán los cojines o un par de libros gruesos (¡los diccionarios de gran tamaño son perfectos para esto!) hasta que puedas conseguir un reposapiés ajustable. Un cojín o una toalla enrollada entre el respaldo de la silla y la parte pequeña de tu espalda te dará soporte lumbar y evitará que te caigas en una mala forma de “C”.
  • Varíe su postura de trabajo a lo largo del día. ¡Los humanos no están diseñados para permanecer en la misma posición todo el día, y especialmente no sentados! Ponga un temporizador para recordarle que se levante y camine a intervalos regulares. Yo cambio mi postura de trabajo al menos 2 o 3 veces al día: por ejemplo, me siento un rato, y luego me muevo a un lugar donde pueda trabajar de pie; o cambio mi silla de oficina por una gran pelota de ejercicio inflable, que es genial para movilizar la parte baja de la columna/pélvica y liberar tensión (¡mientras que a escondidas le da a todos los músculos de esas articulaciones un buen entrenamiento sin que te des cuenta!)
  • Para aquellos que usan mucho el ratón, especialmente para cosas como el dibujo, ahora es el momento de practicar el uso del ratón con la otra mano. No sólo es un buen desafío neuro-muscular, las articulaciones de tu brazo y cuello dominante te lo agradecerán! Tuve que cambiar mi mano principal del ratón de forma permanente hace unos años, y ahora no estoy lejos de ser ambidiestro – pero para algunas tareas de dibujo cercano y fino vuelvo a mi mano principal original del ratón. Reequilibrarse usando ambas manos también ayudará a aliviar otros pequeños problemas de la parte superior del cuerpo, que a menudo tienen que ver con la tensión postural acumulada.

Espero que estos consejos le sean de mucha utilidad como lo han sido para mí a lo largo de los años. Manténgase a salvo, pero manténgase saludable también!